Producción inteligente a través de cultivos sin tierra

“La tecnología ha sido el principal vehículo de cambio en la mayoría de las industrias, incluyendo la agricultura”, opina Warren Kelman, quien con solo 23 años ya es director administrativo de Ino-Gro, una granja hidropónica en Barbados.

La hidroponía es un método para cultivar plantas dentro de un espacio controlado usando soluciones de nutrientes en lugar de tierra, en el cual además se utiliza un 85% menos agua que en los sistemas tradicionales en la interperie. Este tipo de soluciones creativas tecnológicas están siendo desarrolladas para transformar los métodos de producción agrícola y apoyar al objetivo de lograr seguridad alimentaria en el Caribe.

Ino-Gro, por ejemplo, está utilizando contenedores de envío de 12 metros que tienen torres verticales para producir verduras de hojas verdes. A través de un sistema completamente automatizado en línea, el creciente ecosistema puede ser monitoreado y controlado (por ejemplo su temperatura, humedad, niveles de dióxido de carbono y luz) a través de una aplicación móvil. “La tecnología ha sido el principal vehículo de cambio en la mayoría de las industrias, incluyendo la agricultura”, opina Warren Kelman, quien con solo 23 años ya es director administrativo de Ino-Gro, una granja hidropónica en Barbados.

Con estas torres se pueden cultivar alrededor de 2,500 plantas en cualquier momento, permitiendo el desarrollo de agricultura a gran escala en pequeños espacios. Ya que la granja es móvil, su producción puede ser transportada fácilmente a sus clientes, como ser restaurantes y supermercados, a pocas horas de haber sido cosechadas.

Según Kellman, el contenedor es el equivalente de alrededor de 0.5 hectáreas de tierras de cultivo y produce alrededor de 40kg de productos a la semana, incluyendo tres tipos de lechuga, menta, albahaca y flores comestibles.

“Cuando comenzamos, queríamos encontrar una forma de hacer dinero pero también hacer algo para la sociedad. Importamos demasiados productos. La población del Caribe solo va a seguir creciendo, necesitamos encontrar formas más sostenibles de producir suficiente comida”, explica Kellman.

En Santa Lucía, existe un caso similar de otra empresa innovando para el beneficio de la seguridad alimentaria de su país. Los ministros de agricultura en Antigua y Barbuda promocionan una instalación acuícola local como modelo a ser replicado en el resto de la región debido a su eficiente uso de espacio para la producción de comida económica.  Green Haven Fresh Farm es una granja orgánica que se especializa en vegetales integrados y cultivo de tilapia y camarones. Cuenta con 10 camas de vegetales verticales y cuatro tanques de peces construidos uno encima del otro y es afianzado por un sistema de captación de agua de lluvia, con energía solar, de 80,000 galones.  Las luces con temporizadores automáticos y ventiladores circulatorios también son usados para controlar el área de crecimiento y así maximizar la producción.  El sistema acuapónico orgánico, que fue establecido en el 2016, produce 1.8 toneladas de lechuga cada mes y 7.25 toneladas de tilapia al año. En el 2017, el director administrativo de 37 años, James Alphonse, recibió el Premio por Innovación de manos del Primer Ministro, así como el Premio Verde por Conservación de Energía y el premio por Idea del Año.

Lechuga en Green Haven Plan Farm

Del artículo escrito por Sophie Reeve & Natalie Dookie para Spore Magazine: Green-Tech: Carribean soilless solutions boost smart production. Ver artículo original aquí: http://spore.cta.int/en/research/caribbean-soilless-solutions-boost-smart-production.html

Hits: 74

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *